Fotos

Bienvenidos a este blog.

Bienvenidos a este blog. El objetivo del mismo es mostrar la fauna y flora de Motril y su comarca, tanto terrestre como marina, mostrar todo el potencial natural que tiene; así como otros aspectos relacionados con la fotografía y la naturaleza en mi entorno personal.

El que las fotos estén en este blog no hace que sean gratuitas. Tienen mucho trabajo de campo y un coste de equipo bastante elevado, sobre todo en la fotografía submarina. Para contactar con el autor para adquirir alguna de estas fotografías escribir un e-mail a:

miguelbust@gmail.com

Comenta todo aquello que quieras indicar, tanto críticas (todas bienvenidas) como observaciones. Gracias por pasarte.

viernes, 1 de junio de 2012

Bonellia viridis


Después de cerca de 60 inmersiones he conseguido ver el cuerpo de este gusano, aunque la foto deja mucho que desear, pues estos animales viven en las grietas y a éste lo pude desenterrar y me daba apuro tenerlo al aire... mejor dicho, al agua ;-) De todas formas pincha en la foto y lo verás mejor.

La Bonellia pertenece al grupo rarísimo de los equiuros, de los cuales por aquí sólo hay un representante, el que traigo hoy. Desde que los estudié en la carrera no han dejado de llamarme la atención estos animales que son realmente curiosos. La de la foto es una hembra, pues el macho mide de uno a tres mm. y vive en el interior de ella, a sus expensas: un parásito, vamos. Y la mayor parte de su cuerpo son órganos sexuales, pues en su vida sólo hace eso: alimentarse (gracias a la hembra) y fecundarla. El sexo, pues, está determinado por donde acabe la larva: en una grieta es hembra y si acaba en una hembra es un macho.

Tradicionalmente los equiuros son considerados un filo (como los cordados, los artrópodos, etc.) y así lo mantiene el consejo superior de investigaciones científicas o CSIC (pincha aquí). Pero en Wikipedia afirman que hoy en día, a la luz de pruebas de ADN se les incluye dentro de los anélidos.

La imagen típica de la Bonellia es esta de aquí abajo: la probóscide (donde viven los machos), que pueden retraer hasta esconderla, terminada en un extremo en una bifurcación. Esta probóscide tiene una especie de pelitos que llevan las partículas con las que se alimenta hacia la boca, dentro siempre de una grieta y más raramente, como me la encontré yo, bajo una piedra.


Como curiosidad, la foto de arriba se comprende mejor con la de abajo, tomada desde más lejos y donde se aprecia la longitud de la probóscide más larga que he visto bajo el agua (aunque la foto sea muy mala):


1 comentario:

  1. Magnificas fotos Miguel, un buen trabajo.
    He leído tu comentario en mi blog y me dices que tu también viste el avetorillo,creo que es el mismo , estuvimos en la charca de Suárez tu en un extremo y yo en el otro, me dijo manu que estuviste ese día y ya me acuerdo de ti, cuando te disponías a fotografiarlo se marchó, bueno espero que la próxima vez si nos saludemos en condiciones.
    Un saludo cordial
    Rafamateos.

    ResponderEliminar